Experiencia rural en el centro de Madrid

¿Se imaginan disfrutar de un hotel rural en pleno centro de Madrid? Se les habrán puesto los ojos como platos al ver esta pregunta pensando en que lo habrá. No, no lo hay, pero podemos disfrutar de una experiencia muy parecida gracias al Hotel VP Jardín de Recoletos.

Antes de contaros como es este establecimiento, querría pediros disculpas por las posibles expectativas que les hayan surgido con mi primera pregunta, pero es que este hotel es muy parecido a lo que es esa experiencia. La razón es que cuenta con un patio con unos jardines asombrosos. Jardines que nos ofrecen una posibilidad de relajarnos, leer y disfrutar de una naturaleza especial en pleno centro de Madrid.

20668018

Y es que el Hotel VP Jardín de recoleto es un hotel con un encanto especial. Está situado al lado del Parque del Retiro y muy cercano a la céntrica calle Serrano. Y perdonen, de nuevo, que recalque en sus jardines, pero, si han visto la serie Gran Hotel, se trata de una zona ajardinada muy parecida a la que podíamos ver en la serie de Antena 3. Serie que se grababa en el Palacio de la Magdalena, Santander, por lo que supongo que ahora entenderán el por qué es tan parecido a una experiencia rural.

Alrededor de estos jardines se ubican 43 habitaciones totalmente reformadas que nos ofrecen un gran descanso. Todas ellas cuentan con aire acondicionado, caja fuerte, teléfono, WI-FI, iluminación led, mesa de estudio, cocina con refrescos gratuitos para la primera noche, carta de almohadas e hilo musical. Además, si tienen un bebé pueden solicitar una cuna.

Una amplia oferta que se completa con un menú gastronómico espectacular. Cocina de autor de todo tipo: española, americana, italiana…es decir, si es de paladar fino, este también es tu lugar.

Por tanto, no es un hotel rural en pleno centro de Madrid pero les aseguramos que es una experiencia muy parecida.

Imagen: Hoteles con encanto

El hotel más antiguo de España

Madrid, año 1610, Juan Posada decide comprar una casa en la actual calle Marqués Viudo de Pontejos para alojar a los huéspedes que llegaban a la hoy capital de España. Allí se ofrecía un lugar donde dormir, lavarse y peinarse. Más de 500 años después, este lugar es lo que conocemos como La Posada del Peine.

De la histórica posada solo se conserva la fachada, en la que puede se puede leer su nombre. Durante todo este tiempo ha experimentado ampliacionesreformas e incluso cambios de destino  y cierres.

Posada del Peine-002 (16-10-2011)

Sin embargo, hace unos años la cadena hotelera High Tech asumió su gestión. Tras un periodo de restauración, la nueva versión de la posada, el Petite Palace Posada del Peine, reabrió sus puertas en 2005, convertido en un magnífico hotel boutique de cuatro estrellas. A medio camino entre la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, en pleno corazón de Madrid y acondicionado con todo lo necesario para disfrutar de una estancia única en la capital española. Este establecimiento ‘gay friendly’ se adapta a las necesidades de sus huéspedes: habitaciones con equipamiento para mascotas, cunas, fumadores y personas con movilidad reducida.

Su exterior ofrece un estilo arquitectónico variado, fruto de la adhesión a lo largo de los años de edificios de distintas épocas. El edificio original tiene la fachada amarilla y un cartel en el que se puede ver su denominación hasta la reciente reapertura. El frente del edificio contiguo, de color burdeos, presenta una compleja ornamentación.

Como curiosidades, Camilo José Cela se refirió a la posada como “histórica, destartalada y entrañable”. Se dice también que en la habitación 126 existía una puerta oculta en el armario que conducía, a través de unas escaleras, a una estancia secreta para acoger a fugitivos.

Un hotel en el que se respira la historia de Madrid y la de España.

El hotel más antiguo de España

Madrid, año 1610, Juan Posada decide comprar una casa en la actual calle Marqués Viudo de Pontejos para alojar a los huéspedes que llegaban a la hoy capital de España. Allí se ofrecía un lugar donde dormir, lavarse y peinarse. Más de 500 años después, este lugar es lo que conocemos como La Posada del Peine.

De la histórica posada solo se conserva la fachada, en la que puede se puede leer su nombre. Durante todo este tiempo ha experimentado ampliacionesreformas e incluso cambios de destino  y cierres.

Petite Palace Posada del Peine

Sin embargo, hace unos años la cadena hotelera High Tech asumió su gestión. Tras un periodo de restauración, la nueva versión de la posada, el Petite Palace Posada del Peine, reabrió sus puertas en 2005, convertido en un magnífico hotel boutique de cuatro estrellas. A medio camino entre la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, en pleno corazón de Madrid y acondicionado con todo lo necesario para disfrutar de una estancia única en la capital española. Este establecimiento ‘gay friendly’ se adapta a las necesidades de sus huéspedes: habitaciones con equipamiento para mascotas, cunas, fumadores y personas con movilidad reducida.

Su exterior ofrece un estilo arquitectónico variado, fruto de la adhesión a lo largo de los años de edificios de distintas épocas. El edificio original tiene la fachada amarilla y un cartel en el que se puede ver su denominación hasta la reciente reapertura. El frente del edificio contiguo, de color burdeos, presenta una compleja ornamentación.

Como curiosidades, Camilo José Cela se refirió a la posada como “histórica, destartalada y entrañable”. Se dice también que en la habitación 126 existía una puerta oculta en el armario que conducía, a través de unas escaleras, a una estancia secreta para acoger a fugitivos.

Un hotel en el que se respira la historia de Madrid y la de España.

Celebra un fin de año especial

Se acerca una de las noches más esperadas del año, la del 31 de diciembre. Para algunos la más larga, para otros, la más corta, pero, sin duda, un día especial para reunirnos con la familia y empezar el año nuevo con los mejores deseos y en la mejor compañía posible.

Si eres de los que has pensado pasar simplemente una noche especial con tu pareja, la primera que pasáis juntos, vamos a recomendarte un lugar especial, el Hotel Europa de Madrid. Son muchos los enamorados que pasan aquí su primera Nochevieja como casados o prometidos. La causa es que se encuentra en plena Puerta del Sol.

hotel europa

Es el lugar ideal para tomarse las uvas en la plaza más famosa de España sin el agobio de estar en medio de Sol rodeado de miles de personas que pueden hacer que una noche especial se pueda convertir en una pesadilla agobiante. De esta forma,  observas Madrid desde sus terrazas, ves bajar el reloj y como miles de personas van llegando ilusionados a la Plaza.

Respecto a las habitaciones, tendrás que ser cuidadoso si quieres ver las campanadas desde las mismas. Hay tres tipos. Si eres de esos enamorados que acudes por primera vez a esta cita, debes escoger una de las exclusivas para estas parejas, con vistas a la Puerta del Sol y acondicionadas para una velada romántica. Si el romanticismo se te ha ido con el paso del año, corre y reserva una habitación con balcón exterior, ya que hay otras cuyas vistas dan al interior. Pese a esto, el ambiente en estas fechas en el hotel es tan especial que los habitantes de esas habitaciones con vistas a la Plaza suelen dejar pasar a las mismas a otros que no han tenido esa suerte.

hotel europa 2

Fuente: Hotel Europa

Cuenta con un importante restaurante, el Salón Cúpula, uno de los más famosos de la capital. Aquí podremos encontrar una de las mejores paellas de Madrid así como grandes tapas y raciones. Para fin de año nos preparan un menú especial.

Otra de sus ventajas es que es el hotel perfecto para visitar Madrid en cualquier época del año. Su situación, en pleno centro, hace que esté cerca de los lugares más bellos de la capital española. Además, durante todo el año nos ofrece numerosas ofertas en museos y espectáculos de la ciudad.

No lo dudes, que tu Nochevieja sea especial está al alcance de tu mano. Piénsalo. Madrid, tu pareja, tú, las uvas, la Puerta del Sol. ¿Qué más se puede pedir?

Hotel Boutique Abalu, en el corazón de Madrid

En el corazón de la ciudad de Madrid se encuentra este encantador Hotel, el  Hotel Abalu, es un nuevo hotel boutique de diseño. Está muy cerca de la Gran Vía y en pleno corazón de Malasaña en la calle pez, conocida por sus restaurantes y su zona de marcha.

Si estas en Madrid no dejes perder la oportunidad de quedarte una estancia en este hotel romántico, en el que además apuesta por la decoración de lujo y las últimas tendencias en minimalismo.

Además cada habitación cuenta con una decoración diferente y única con la ayuda de Luis Delgado Estudio.

fuente:hotelabalu.com

fuente:hotelabalu.com

Este hotel no es simplemente un lugar donde alojarse y poder descansar, es un hotel que venden, experiencias gracias a su exclusividad, diseño y servicio.

Habitaciones por 75€,  apartasuites de 200 mpor 115€ donde pueden alojarse hasta 8 personas y suite presidencial con todo lujo de desde 165€.

fuente: hotelabalu.com

fuente: hotelabalu.com

Como todo hotel boutique cuenta con un bar, en este caso un beautybar con un espacio muy coqueto, chic, naive y afrancesado, un lugar perfecto para empezar con buen pie el día gracias a su completo desayuno.

Y si tiene un bar exquisito, ya os podéis imaginar su restaurante con el nombre de calle30 cuenta con una carta fantástica e exquisita para todos los gustos.

Cuenta con una entrada muy bien decorada e incluso hay zona vip por si queréis hacer una cena más íntima con los amigos o parejas.

Es un  hotel perfecto para hacer una escapada a la gran ciudad, donde a la vez de descubrir este hotel podrás adentrarte en las zonas más de moda de Madrid, Malasaña y Chueca ya que está muy bien situado este hotel, y al que llegaras al Retiro andando en 20 minutos, todo el centro de Madrid a tus pies.

fuente: hotelabalu.com

fuente: hotelabalu.com

Desconectar dentro de la ciudad

Se han terminado las vacaciones de Navidad, y con ellas las posibles escapadas a otras ciudades,  a la vez que los gastos se han visto reducidos en esta aún incipiente cuesta de enero. ¡Aunque esto no significa que no podamos darnos algún que otro capricho hasta nueva orden!

 También en Madrid podemos encontrar la desconexión dentro de la ciudad. Si lo que buscas no es sólo una noche de hotel  sino tener una experiencia de sensaciones, aquí te proponemos una lista de hoteles chic a los que visitar:

1209370253_0Abalu, es un hotel boutique de diseño situado en Noviciado que no pasa desapercibido para los curiosos.  En su interior todas las habitaciones son diferentes con detalles únicos en cada una de ellas.  Uno de sus dulces es su Bar-Recepción Beauty, donde nadie se resiste a tomarse una copa.

Prototipo de diseño es el Hotel Me Madrid Reina Victoria, en un mismo espacio Madrid Meconfluyen el vanguardismo, con mobiliario de diseño exclusivo en su interior y la belleza de la arquitectura histórica del edificio. Entre sus instalaciones, el Spa Metropolitan ofrece una forma de desconectar al mejor modo Zen.

También existen cadenas de hoteles chic low cost, como son: Room Mate o Chic & Basic. Buen emplazamiento, diseño funcional y precios asequibles, impulsa el éxito de estos hoteles urbanos. Esta categoría se ha visto influenciada por las diversas corrientes vanguardistas de hoteles en Europa.

Room MateRoom Mate, dispone de una amplia variedad de hoteles perfectamente ubicados en Madrid: Podéis disfrutar de la noche en la terraza del hotel Óscar, del diseño de un edificio industrial de principios del siglo XX en el hotel Alicia, o bien dar un paseo por la ciudad después de tomar el desayuno en el hotel Mario o Laura.

chic and basic

Sin mayores lujos, pero con un toque minimalista y moderno proporcionan el buen gusto a la cadena Chic & Basic en su gama de hoteles, hostales y apartamentos.

Desde La Hotelería, estas son algunas de las propuestas para empezar el nuevo año de la mejor forma posible.

Un hotel de cine

En pleno corazón del Barrio Salamanca, se encuentra un hotel cuyas habitaciones están decoradas con dibujos de películas. Se define como un alojamiento urbano, cultural, moderno y cosmopolita. Si conoces todas las películas de Quentin Tarantino o podrías citar de memoria las más de 60 interpretaciones de Clint Eastwood, entonces no te pierdas este original plan, que apuesta por descansar en un escenario inspirado en el séptimo arte.

Dormirdcine se sitúa en la calle Príncipe de Vergara nº 87 de Madrid. Muy cerca del metro de Avenida de América, cuenta con una excelente red de transportes que comunica al centro y al aeropuerto.

Dispone de 85 habitaciones, de las cuales 3 son de tipo superior. Todas ellas están decoradas de forma individual, de la mano de artistas internacionales. La directora de arte es Eva Almohacid, una arquitecta de interiores que ha posibilitado a 100 artistas urbanos proyectar su creatividad en un espacio basado en el color blanco.

De modo que el huésped podrá encontrar una habitación individual dedicada a la Pantera Rosa, Mary Poppins o Steve McQueen. En las habitaciones dobles, las propuestas varían desde Odry y Buñuel, hasta Almodóvar. Pero si de verdad quieres empaparte de este ambiente de cine, entonces te aconsejamos reservar una de las tres habitaciones con cama XL, que ofrecen un espacio extra o camerino con chaise longue o sillón largo para disfrutar cómodamente de tu peli favorita. En estas habitaciones, encontraremos una ambientación inspirada en Maria Antonieta, Moulin Rouge y Buena Vista Social Club.

Asimismo, el hotel Dormirdcine cuenta con wi-fi gratis y acceso a Internet por cable, caja fuerte y baño completo. Pero lo más interesante es su pantalla de televisión de última generación que tiene 32’’, perfecta para ver una película y no perder detalle. Por cierto que hay una amplia oferta cinematográfica donde elegir, sin recargo adicional. También dispone de canales digitales autonómicos, nacionales e internacionales; además de radio y prensa diaria en el monitor. Por cierto, Dormirdcine es un lugar libre de humos, donde no se permite fumar.

Si estás pensando en reservar una noche en este hotel especial para cinéfilos, te costará 65 euros la habitación doble. Merecerá la pena si te apetece vivir una experiencia diferente. Puede ser una buena idea para hacer un regalo original a tu pareja o a algún familiar o amigo. Y es que ¿a quién conoces que no le guste el cine? Un acierto seguro.