Celebra un fin de año especial

Se acerca una de las noches más esperadas del año, la del 31 de diciembre. Para algunos la más larga, para otros, la más corta, pero, sin duda, un día especial para reunirnos con la familia y empezar el año nuevo con los mejores deseos y en la mejor compañía posible.

Si eres de los que has pensado pasar simplemente una noche especial con tu pareja, la primera que pasáis juntos, vamos a recomendarte un lugar especial, el Hotel Europa de Madrid. Son muchos los enamorados que pasan aquí su primera Nochevieja como casados o prometidos. La causa es que se encuentra en plena Puerta del Sol.

hotel europa

Es el lugar ideal para tomarse las uvas en la plaza más famosa de España sin el agobio de estar en medio de Sol rodeado de miles de personas que pueden hacer que una noche especial se pueda convertir en una pesadilla agobiante. De esta forma,  observas Madrid desde sus terrazas, ves bajar el reloj y como miles de personas van llegando ilusionados a la Plaza.

Respecto a las habitaciones, tendrás que ser cuidadoso si quieres ver las campanadas desde las mismas. Hay tres tipos. Si eres de esos enamorados que acudes por primera vez a esta cita, debes escoger una de las exclusivas para estas parejas, con vistas a la Puerta del Sol y acondicionadas para una velada romántica. Si el romanticismo se te ha ido con el paso del año, corre y reserva una habitación con balcón exterior, ya que hay otras cuyas vistas dan al interior. Pese a esto, el ambiente en estas fechas en el hotel es tan especial que los habitantes de esas habitaciones con vistas a la Plaza suelen dejar pasar a las mismas a otros que no han tenido esa suerte.

hotel europa 2

Fuente: Hotel Europa

Cuenta con un importante restaurante, el Salón Cúpula, uno de los más famosos de la capital. Aquí podremos encontrar una de las mejores paellas de Madrid así como grandes tapas y raciones. Para fin de año nos preparan un menú especial.

Otra de sus ventajas es que es el hotel perfecto para visitar Madrid en cualquier época del año. Su situación, en pleno centro, hace que esté cerca de los lugares más bellos de la capital española. Además, durante todo el año nos ofrece numerosas ofertas en museos y espectáculos de la ciudad.

No lo dudes, que tu Nochevieja sea especial está al alcance de tu mano. Piénsalo. Madrid, tu pareja, tú, las uvas, la Puerta del Sol. ¿Qué más se puede pedir?

Vive la experiencia judía en Sevilla

Durante años, en determinadas ciudades españolas como Toledo o Sevilla, se asentaron varios barrios judíos. Una esencia que en esas ciudades aún se conserva. En la capital castellano manchega, a lo largo del año, se realizan numerosas actividades para conocer el barrio y cómo era la vida de los judíos en la ciudad.

Por su parte, en la ciudad hispalense, podemos vivir la experiencia judía en una de sus casas. Esto es posible gracias al hotel Las Casas de la Judería. Consta de 27 casas situadas en el barrio de Santa Cruz, a tan solo 10 minutos de la Catedral sevillana y una organización típica de la época en la que los judíos se asentaron en la capital de Andalucía.

foto juderia 2

Se trata de uno de los hoteles con más encanto de la ciudad. Cada habitación tiene una decoración diferente. Eso sí, todas tienen algo en común: están inspiradas en las antiguas casas judías. En su interior podemos encontrar muebles antiguos, ventanas al estilo francés y suelos de cerámica.

Las casas se unen todas entre sí con un patio tradicional judío y paisajes típicos de la zona. Además, el establecimiento conserva parte de su estructura original, lo que le da aún más encanto. En medio de los patios, un gran número de fuentes que nos hacen estar en el paraíso gracias a su belleza.

foto juderia

Otro de los placeres de este hotel son las vistas que obtenemos desde las habitaciones. Desde ellas podemos observar la zona antigua de la ciudad debido a su cercanía. Su situación es ideal para hacer turismo por cualquier parte de Sevilla sin necesidad de recorrértela en un día de punta a punta.

Pero el hotel no solo es acogedor por su esencia judía y la belleza que encontramos en su interior, también por sus servicios. Aquí encontramos una piscina en la azotea, servicio de aparcamiento, spa, dos restaurantes y un piano bar en el que todas las noches podemos acudir a conciertos. A esto hay que unir la amabilidad del personal, siempre dispuesto a colaborar en lo que haga falta para hacer que tus vacaciones en Sevilla y en el establecimiento sean inolvidables.

Una experiencia única que te envolverá en el pasado.

Instálate bajo la tierra

Muchas veces nos hemos preguntado cómo será la vida en una mina. A varios metros bajo tierra, en la oscuridad…nos agobiamos solo de pensarlo. Pues bien, en Suecia dejaron de hacerse la pregunta y, sobre todo, de pensar en agobios, gracias al hotel conocido como Sala Silvermine.

Situado en el condado sueco de Västmaland, cuenta con una sola habitación, una suite que se encuentra a una profundidad de 155 metros bajo tierra. Se le conoce con ese nombre porque está ubicado en una antigua mina, de ahí que la traducción del nombre del hotel sea “Mina de Plata”.

sala-silvermine

Eso sí, hay que hacer varias aclaraciones. Cuando hablamos de suite que nadie piense en un hotel cinco estrellas con su jacuzzi, bañera de hidromasaje o cualquier tipo de lujos. Aquí, por no haber no hay ni cuarto de baño. Solamente hay un inodoro a 50 metros de la habitación. Para ducharnos tenemos que subir a la superficie.

También tenemos que recordar que estamos bajo tierra y en Suecia, por tanto, no se os ocurra ir en maga corta. La temperatura suele rondar los dos grados centígrados, aunque en la estancia podemos llegar a alcanzar los 18, lo que no significa que no nos quedemos fríos. Por ello el personal del hotel, conocedor del clima del lugar, te preparan un gran número de mantas y, probablemente, la cama con más sábanas que hayas visto nunca.

silvemine

Fuente: 20 minutos

Otra de las cosas a tener en cuenta es que en el mundo subterráneo no hay cobertura. Olvida eso de escribir a tu madre y decirle que ya estás en el hotel. Para que no estemos incomunicados del todo, hay instalado un intercomunicador para que podamos comunicarnos con el personal del hotel en caso de algún percance.

Una experiencia inolvidable que pese a lo que podáis pensar no es cara. Una noche para dos personas cuesta un poco más de 440 euros. Además, el precio incluye desayuno, cesta de bienvenida y una visita guiada por la mina en la que dormiremos.

Vive una experiencia inolvidable subido a un árbol

La mayoría de nosotros ha tenido alguna vez el pensamiento de vivir en una cabaña. Quién no ha sentido envidia al ver hay a personajes de ficción como Bart Simpsom o Daniel “El Travieso”. Pues bien, tus sueños pueden hacerse realidad gracias al hotel Cabanes als Arbres, en la provincia de Gerona.

Cabanes als arbres

El hotel se compone de diez cabañas, cada una sujetada por el tronco de un árbol. Son seis con capacidad para dos personas y cuatro para cuatro personas. Todas ellas cuentan con una terraza de 10 metros cuadrados. En ellas, además de las camas, podemos encontrar velas, linternas, agua y lavamanos. Estos utensilios son facilitados por el personal del hotel debido a la inexistencia de red eléctrica y de agua en las cabañas, ya que, goose couple vente
recordamos, nos encontramos encima de un árbol.

Por ello, el hotel dispone de un establecimiento conocido como La Masía de la Vileta. Es aquí donde encontramos servicios como la recepción, los baños, jardines, la piscina, sala de estar, el restaurante y el parking. Y es que cada cabaña tiene derecho a una plaza de aparcamiento.

Al disponer de restaurante podemos realizar aquí comidas y cenas. También el desayuno, pero es aconsejable realizarlo en la cabaña. Y es que, a primera hora de la mañana y siempre y cuando sea solicitado con antelación, el personal del hotel nos facilita una examtrue cesta con el desayuno debajo del árbol y seremos nosotros los encargados de subirle para después tomarlo con nuestra pareja. Un desayuno de lo más romántico.

habitación cabanes

Asentado en pleno bosque, además del gran paraje natural en el que se sitúa, lo más impresionante son sus vistas desde la cabaña. Levantarte, salir a la terraza y ver de fondo los Pirineos hacen de este hotel un lugar recomendado para una escapada romántica.

No solo es un lugar para descansar y respirar tranquilidad, los más aventureros también tienen sitio en Cabanes als Arbres. Desde la recepción nos facilitar numerosas rutas tanto de senderismo como para realizar en  bicicleta y disfrutar así de la zona. Además, podemos visitar el parque de la Selva de la Aventura.

Por tanto, si siempre has añorado vivir en lo alto de un árbol, este es tu lugar. Acércate y vive una experiencia inolvidable.

El hotel más pequeño de España

España es uno de los países, gracias a su atractivo turismo tanto de costa como interior, que cuenta con más establecimientos hoteleros. Algunos de ellos con gran encanto. Los hay de todo tipo. Antiguos y nuevos. Incluso ya los hay hasta de siete estrellas, lo único que nos faltaba. Pero hay algunos que son especiales. Es el caso del Hotel Son de Mar.

Situado en la localidad asturiana de Quintueles, se caracteriza por ser el hotel más pequeño de nuestro país. Cuenta con tan solo dos habitaciones y es uno de esos lugares que nos dejan marcados de por vida una vez que lo visitamos.

hotel más pequeño de España

Foto: El Comercio

Con un aspecto más parecido al de una Casa Rural que al de un hotel, sus dos habitaciones tienen doble altura y una decoración muy especial. Es precisamente esto una de las cosas que más llaman la atención a los visitantes. Y es que sus paredes están decoradas al más puro estilo italiano. Todo recuerda a la región de la Toscana, debido principalmente, a la admiración de los propietarios por este lugar del país transalpino.

Se encuentra a tan solo diez minutos de la playa de La Ñora, lo que le hace ser un lugar muy solicitado. A ello hay que unirle, además del ser conocido como hotel más pequeño de España, un precioso paraje natural que le rodea. Paisaje característico del norte del país con unos grandes montes verdes a sus espaldas. Se respira tranquilidad.

Si buscas algo más que tranquilidad y playa, el Hotel Son de Mar también es tu lugar. Al estar rodeado de naturaleza, es un lugar propicio para realizar actividades como el senderismo o el montañismo y otras de multiaventura.

Además de las dos habitaciones el pequeño hotel cuenta con un jardín, desde el cual se tiene acceso a las habitaciones, con sillas y una mecedora. Y, sobre todo, un excelente trato por parte de los dueños, los cuales consideran que, en un hotel tan pequeño, no son huéspedes, sino invitados.

Hoteles Cápsulas: una pequeña gran experiencia

Todas las personas que hayan visitado Japón han podido observar que están un paso por delante del mundo en lo que se refiere a avances tecnológicos. Lo que vemos allí tarda meses o años en llegar hasta aquí.

Pues bien, lo que ocurre con la tecnología está empezando a ocurrir también con los hoteles. Cansados de los grandes y lujosos establecimientos en los que tienes que dejarte tu sueldo del mes en apenas una semana, los japoneses han decidido crear los llamados hoteles cápsulas.

Se trata de hoteles con pequeñas habitaciones con unas medidas de 2 metros de longitud, 1 de altura y 1,25 de ancho. Es el espacio suficiente para dormir. Pero no se componen solo de una cama. También entra aquí una televisión, conexión a Internet e incluso una videoconsola.

Japón

Son cápsulas cuyas puertas son de fibra de vidrio y que tienen una cortina en su interior. Son las formas en las que el cliente puede mantener su privacidad. Además, en ellas se prohíbe fumar o tomar bebidas alcohólicas. En caso de ser pillados haciendo esto, pueden ser expulsados.

Las cápsulas son de dos plantas y una longitud ilimitada. Los que están en la segunda planta tienen una escalera para poder acceder a ella. En el recinto del hotel, y en ocasiones incluso fuera, están las taquillas para dejar tus cosas. Aquí podemos dejar también nuestra ropa y nuestro calzado, el cual podemos intercambiar por un yukata y unas chanclas antes de entrar a la cápsula. Los baños son compartidos. En el recinto del hotel también podemos encontrar restaurantes y piscinas.

Estos pequeños hoteles han sido creados para gente con poco poder económico y empresarios estresados que prefieren dormir fuera en un lugar barato para descansar que regresar a casa. El primero de ellos fue el Capsule Inn Osaka, en 1979. Desde entonces se han instalado en el país nipón alrededor de 300 hoteles de este tipo. Una idea de negocio que pese a sus intentos de expansión no ha triunfado en otros continentes.

 

El hotel con más habitaciones del mundo

A todos nos ha pasado alguna vez que organizamos unas vacaciones y a la hora de llamar al hotel para reservar habitación nos han dicho que todo estaba completo. Cuando creíamos tener todo hecho, nos falta lo esencial, tener donde dormir. Esto no nos ocurrirá casi nunca si decidimos ir a Malasia y queremos hospedarnos en el First World Gentiling.

Este hotel malayo ostenta el récord de establecimiento con más habitaciones . Cuenta con un total de 6.118. Vamos, que tenemos que tener muy mala suerte para llamar y que nos digan que todas las habitaciones están ocupadas.

First World Hotel

Pese a tener solo tres estrellas, es uno de los hoteles más lujosos del mundo. Es un lugar en el que en ningún momento nos aburriremos. A sus pies se encuentra la llamada Primera Plaza del Mundo. Se trata de un terreno de 46.000 m2 en el que podemos pasear y relajarnos de las aventuras que nos vienen a continuación.

Y es que First World es un hotel para mayores y pequeños. Tiene varias galerías comerciales, un parque temático, casinos y por la noche podemos disfrutar de actuaciones musicales, teatrales, de magia…Cuenta también con un pequeño parque acuático para niños, un cine y un simulador de caída libre, el primero que existe en Asia.

No pueden faltar los monumentos y los restaurantes. En este hotel podemos encontrar réplicas de la Estatua de la Libertad y la estatuilla del Oscar. Respecto a los restaurantes podemos probar todo tipo de comidas. Encontramos establecimientos de comida asiática, americana, española, italiana…y numerosos lugares para, simplemente, tomar un café o un refresco. Su singularidad hace que aquí abriesen un negocio marcas como Starbucks, McDonald, Burger King o Pizza Hut.

Por último, no podemos olvidarnos de las actividades en familia como paseos en tren, barco o a caballo y senderismo. Muchas opciones de ocio, magia y un buen servicio que hacen de nuestra estancia en este hotel algo inolvidable.

Hay que reseñar que es el hotel con más habitaciones del mundo, sin contar resorts como el The Palazzo en Las Vegas, ya que se tratan de establecimientos de varios hoteles, no de uno solo como es el caso del First World Gentiling.

 

El hotel más antiguo del mundo

Hace casi 1.300 años, en el 718, el maestro budista Taicho Daishi, viajó hasta el Monte Hakusan, en Japón. En una de sus noches de dura travesía dejó sus enseres y se durmió. En lo más profundo de la noche, apareció la deidad de Hakusan y le dijo que en un pueblecito llamado Komatsu existía una fuente con aguas curativas. El maestro budista le hizo caso y le pidió a uno de sus discípulos que construyese cerca un balneario.

fachada

Lo que parece el comienzo de un libro, es la verdadera historia del hotel Hoshi Ryokan, el más antiguo del mundo. Desde su construcción ha sido dirigido por la misma familia, y en sus manos han tenido el hotel 46 generaciones, siendo también, el negocio familiar más longevo.

Situado en un marco natural incomparable, este hotel dispone de 100 habitaciones cuyo precio oscila entre los 150 y los 340€ la noche, incluyendo medio pensión y el acceso a los baños termales.

Son estos baños el especial reclamo. No obstante, por su presencia fue construido este longevo hotel. Hay dos baños en el interior del hotel y otros tantos en el exterior. En ambos casos uno es utilizado por mujeres y otro por hombres. Además, en este caso, no es una leyenda todo lo que rodea a su creación, ya que es cierto que estas aguas termales tienen propiedades curativas.

aguas curativas

En su interior, el Ryokan es un hotel tradicional japonés. Las habitaciones tienen diferente decoración según la estación del año en que nos encontremos. El suelo es un tatami y debemos quitarnos los zapatos antes de entrar. También dispone de yukatas, unos kimonos de algodón que debemos ponernos para visitar las aguas termales.

El restaurante también sigue esta premisa. Solo se sirve comida tradicional japonesa. Y solo en el desayuno y la cena. Para los que sean más reservados y prefieran realizar sus comidas en la intimidad, existe un servicio de habitaciones que le lleva los platos a las mismas, sin necesidad de bajar al restaurante.

Además, no se trata de un simple hotel-balneario. Dispone de numerosas actividades. Puedes visitar sus hermosos jardines, en medio de los cuales hay un estanque. Para los que prefieran actividades más ociosas que un amable paseo por la naturaleza, el hotel dispone de un teatro donde cada noche se realizan actuaciones teatrales, musicales, bailes y concursos de poesía. También en el hotel se halla un museo donde podemos ver las obras de arte típicas de la región.

Así es el Hoshi Ryokan. No solo es el hotel más antiguo del mundo, sino también uno de los parajes naturales más recomendables de visitar.

¿Quieres ser mayordomo?

La actual crisis que azota el país hace que se reinventen aquellas profesiones que pensamos que se habían quedado en el olvido. Ser mayordomo es una de ellas y, por ello, uno de los hoteles con más glamour y prestaciones de Bruselas, Le Plaza, impartirá un curso para todos aquellos que estén interesados.

La profesión de mayordomo en pleno auge

Para todos los interesados igual no, ya que un centenar de posibles candidatos ya han solicitado su plaza, pero solo 12 serán los afortunados en recibir las clases para labrarse un futuro como un auténtico mayordomo de película.

Según ha informado Antena 3, el director de la Escuela de Mayordomos, Vicent Vermuelen, asegura que en 2013 la profesión se ha modernizado. “Ahora un mayordomo es alguien capaz de llevar adelante una casa moderna. Por eso entre las nuevas asignaturas se incluyen cómo manejar la última tecnología”.

Las clases se impartirán a partir de septiembre y la matrícula cuesta 6.980 euros pero el futuro de esta profesión es halagüeño ya que se puede llegar a cobrar entre 50.000 y 180.000 euros al año.

Iglú-Hotel Grandvalira: no apto para frioleros

Si quieres pasar una canada goose outlet factory experiencia diferente, toma nota de nuestra propuesta de hoy, al más puro estilo esquimal: pasar la noche en un iglú a 2.350 metros de altitud. Y casi sin salir de España. En el Iglú-Hotel Grandvalira, en Andorra, podrás hacer este deseo realidad, ya que está construido totalmente con nieve.

Un espacio único, decorado por verdaderos artistas, en el que podrás disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Y es que un hidromasaje a 36ºC mientras contemplas las estrellas no es algo que pueda hacerse en muchos sitios, pero sí aquí, gracias a sus iglús con jacuzzi y techo abierto.

Las camas están equipadas con materiales específicos para condiciones extremas, pero sí conviene tomar algunas precauciones, ya
canada goose outlet sale que el iglú está a unos 0ºC, por lo que en tu mochila (sí, mochila, no se aceptan maletas) deberás llevar ropa caliente de nieve (ya sabemos que eso excluye vaqueros y deportivas), calzado caliente y confortable (como para después de esquiar), unos buenos guantes, gafas de sol, ropa de recambio, dos gorros de lana (uno que se pueda mojar, para el jacuzzi), toalla, bañador y chanclas para el jacuzzi, etcétera.

La estancia incluye traslado desde Grau Roig a Grandvalira, paseo nocturno guiado con raquetas, cena en el restaurante del Iglú-Hotel, saco de dormir y sábanas especiales, primera bajada de esquí antes de la apertura de las pistas… ¡No pierdas la oportunidad de probarlo!