Los servicios más inverosímiles

servicioshtlA día de hoy la oferta hotelera es enorme en muchos de los destinos turísticos más demandados por los viajeros de todo el mundo.

Es por este motivo que los empresarios del sector se han aventurando a dar un paso en su afán por conseguir clientes ofreciendo en sus establecimientos una serie de curioso servicios personalizados que hacen que sus alojamientos se destaquen entre la marea de ofertas y supongan un aliciente para todos aquellos que dudan sobre cual sería su hotel ideal y como podrían hacerse las cosas para que la estancia resulte lo más agradable y confortable posible.

Son muchos los servicios que se han ido incorporando en los últimos años, pero los que a continuación mencionamos resultan llamativos y curiosos, y aunque les deseamos toda la suerte del mundo en sus excéntricas innovaciones, en algunos casos no parece sencillo que su creatividad les vaya a aportar un sustancial aumento de las reservas.

Es el caso del hotel Six Senses Zighy, un complejo de cinco estrellas cuya mayor peculiaridad consiste en la posibilidad de llegar a él en un medio de trasporte tan poco convencional como es en parapente.

Un ejemplo de como se pueden llevar las cosas al extremo es el Fiji Nemale Resort & Spa, que en contra de los supondría un spa corriente, donde la relajación y la paz son señas de identidad, se ofrece un servicio que “secuestra” a parejas para llevarlas a un recinto donde se ofrece un picnic sorpresa. Es cuestión de tiempo que algo salga mal.

Hay servicios que, aunque poco convencionales, no suponen ningún riesgo para la salud como el que encontramos en The Benjamin, en Nueva York. Este exclusivo hotel neoyorquino cuenta con una serie de expertos cuya función consiste en ayudar a los clientes a conciliar el sueño de la mejor forma posible, aunque para este fin quien se lleva la palma es el Hotel Andaz de Londres, que pone a disposición de los clientes un cuentacuentos, ideal para todos aquellos que añoren esos días de la niñez.

También en Londres encontramos uno de los servicios que más curiosos resultan: el de calientacamas. El Holiday Inn Kensington Forum dispone de personal cuyo cometido es acostarse en nuestra cama con un traje térmico para que a nuestra llegada no suframos el frió de una cama vacía.

Otros hoteles incluyen servicios algo más convencionales como servicios de atención y cuidado de mascotas con todo lujo de detalles, o la incorporación de mayordomos para ocuparse de todo tipo de labores que mejoren la estancia de los clientes.

Poco a poco iremos viendo como algunos de estos servicios se van extendiendo por el resto de hoteles del mundo en función de la rentabilidad que les produzcan a sus innovadores dueños, mejorándose algunos aspectos a pulir. Otros no triunfaran, pero igualmente aplaudimos su valentía por innovar en un sector cada vez más masificado en el que la creatividad es la llave del éxito, por lo que invitamos a continuar con esta mentalidad de diferenciarse del resto. Con esa actitud seguro que les irá bien.

El hotel que aterroriza la NBA

Son algunas de las personas más altas, grandes y fuertes que se pueden encontrar, un grupo de personas con las que por ningún motivo del mundo me gustaría tener problemas, pero a pesar del tamaño, los espíritus y fantasmas no se amilanan y demuestran que todo el mundo puede sentir miedo.

Y es que la NBA está viviendo experiencias paranormales desde hace unos años, cuando el equipo de Seattle cambió esta ciudad por la pequeña Oklahoma City y los equipos que visitaban las ciudad escogieron como hotel en el que alojarse el Skirvin Hilton Hotel.

crop_capture-skirvinhotel_1Este hotel fue construido en 1911 por el magnate del petróleo W.B. Skirvin y arrastra una terrible leyenda que parece estar aún presente entre las paredes del complejo. Se cuenta que el magnate dejó embarazada a una de las camareras del hotel. Para evitar un escándalo decidió encerrar a la joven en una de las habitaciones de las plantas superiores, concretamente se dice que en la 832, donde permaneció atrapada hasta el nacimiento del bebé. Tras dar a luz, ante la desesperación de verse privada de libertad para salir, la leyenda cuenta que terminó por enloquecer y arrojarse por la ventana con su hijo recientemente nacido en brazos, muriendo ambos en la caída.

Tras una reestructuración del hotel que obligo a su cierre en 1988, fue nuevamente abierto y es ahora el hotel donde los equipos de la NBA que viajan a Oklahoma se hospedan, aunque es algo que está empezando a cambiar tras varios episodios vividos por los jugadores que han provocado que muchos jugadores se nieguen a pasar la noche allí, trasladándose a otros hoteles de la ciudad.

La figura de la mujer y los llantos del su hijo atormentan durante la noche a los huéspedes del hotel, viviéndose situaciones tan espeluznantes como la sufrida por el equipo de los Knicks de Nueva York durante su estancia en el año 2010, cuando culparon de la derrota sufrida a la mala noche pasada en este hotel, con jugadores como Eddy Curry o Jared Jeffries que aseguraron no haber podido pegar ojo en toda la noche debido al miedo que pasaron.

No es el único equipo que ha sufrido las misteriosos e inexplicables ruidos, las puertas que se abren y cierran en medio de la noche o las bañeras que se llenan solas. Jugadores como Derrick Rose y Taj Gibson (Chicago Bulls), Lou Williams (Lakers) o Kyle Irving Cavaliers) también han sufrido la desagradable experiencia de verse inmersos en una escena mas propia de una película de terror que de la preparación de un partido de baloncesto, aunque en el caso de Irving el motivo de la falta de descanso fue, además de la actividad paranormal del lugar, las picaduras de chinches que sufrió en su estancia.

A pesar de las numerosas quejas, no toda la NBA está descontenta con los hechos. El equipo local, los Oklahoma City Thunder, están encantados con la presencia de “Effie”, como se conoce al fantasma de la mujer. Jugadores como Caron Butler mostraban su esperanza de que el fantasma atormentase a sus rivales durante la parte final de la temporada, impidiéndoles un apropiado descanso y facilitando sus victorias.

A pesar de todo el escándalo y alboroto generado alrededor del hotel, los empleados no se preocupan en desmentir los hechos, creyendo innecesario negar la existencia de fantasmas, y seguramente aprovechando toda la promoción que recibe por parte de los medios y la atracción que este tipo de acontecimientos produce a gran parte de la sociedad apasionada por lo paranormal.

Recuerdos del Hotel Chelsea

4979331831_223bdfc97c_z

Fuente: Bobbi Bowers

“I remember you well in the Chelsea Hotel,

you were talking so brave and so sweet,

giving me head on the unmade bed

while the limousines wait in the street”

Con estos versos conmemoraba el cantante Leonard Cohen a su compañera de profesión, y ya fallecida, Janis Joplin. Una historia de amor fugaz, efímera. Un encuentro entre dos artistas compartiendo la soledad a la que sus talentos los habían condenaron. Mientras el ritmo mundano se desarrollaba al otro lado de la ventana, mientras la gente corriente corría tras sus inciertos destinos, mientras las limusinas esperaban en la calle, dos artesanos de la canción compartían habitación de hotel. Un recuerdo que quedó inmortalizado en una canción, cuyo escenario fue testigo de otros muchos encuentros, de otros muchos artistas: el Hotel Chelsea de Nueva York.

Refugio de músicos y artistas malditos, el Hotel Chelsea acogió a un sinfín de personalidades que buscaban los ambientes más bohemios e idóneos en busca de la deseada inspiración.

El edificio abrió sus puertas por primera vez en 1884, y fue el más alto de todos los edificios de la gran manzana hasta 1902. Poco a poco fue adquiriendo fama gracias a los peculiares huéspedes que buscaban alojamiento entre sus muros de ladrillo rojo. Mark Twain fue uno de esos curiosos inquilinos, al igual que el escritor y periodista O.Henry, el cual llegó a registrarse en el hotel con diferentes nombres para despistar a sus acreedores. En 1954, un ebrio Dylan Thomas perdía la vida en las inmediaciones del hotel al beber hasta la muerte. También se dice que fue aquí donde Sid Vicious de los Sex Pistols apuñaló a su novia hasta quitarle la vida.

La lista de leyendas y nombres conocidos que han pasado por el Hotel Chelsea es interminable: Arthur Miller, Bob Dylan, Tennessee Williams, Jack Kerouac, Charles Bukowski, Andy Warhol, etc,etc ,etc…

Da la sensación de que allí estuvieron TODOS. Como si se tratara de un punto obligatorio para todo aquél que aspirase a desarrollar alguna rama artística; como si el talento fuese un gas tóxico que reinara el ambiente de sus habitaciones y los buscadores de musas acudieran a respirarlo para contagiarse de la enfermedad del arte.

En cualquier caso, el edificio fue pasando de mano en mano, y cada uno de sus propietarios intentó, dentro de lo posible, conservar ese aura misteriosa que terminó atrayendo a miles de turistas para conocer el lugar donde nacieron las canciones, poemas o relatos que han quedado para la posteridad.

En 2013, el Hotel Chelsea dejó de admitir reservas y cerró sus puertas al público. Su futuro sigue siendo incierto, pero la mera observación de su fachada invita a la evocación de tiempos pasados, a soñar con un Nueva York que fue escenario y origen de tantas historias y personajes que, a día de hoy, siguen nutriendo nuestro imaginario. Esperemos que abra pronto sus puertas. Nueva York se lo merece. El mundo se lo merece.

Dormir en Nueva York por sólo un dolar

Fuente: Mian Jaixin

Fuente: Mian Jaixin

Si te digo que vas a poder dormir en Nueva York por sólo un dolar, seguro que lo primero que me preguntas es donde está la trampa. Y efectivamente, no todo es un camino de rosas.

Sí, podrás alojarte por un dolar en una habitación limpia y con los servicios necesarios, pero tiene truco.

Miao Jiaxin es un ambicioso artista que siempre tiene un nuevo proyecto entre manos. Empezó hospedando a los huéspedes en su estudio ¡Dentro de una jaula!. Si, has leído bien.  En lo que parecía una celda de cárcel, Jiaxin instalaba a sus clientes, o mejor dicho colaboradores, ya que todo formaba parte de un movimiento artístico. La celda (por supuesto con una confortable cama) era grabada 24 horas (no te preocupes, el baño estaba aparte) y sólo tenía una condición. Deberías permanecer tres horas (de 9 a 12) dentro sin poder acceder a internet, un libro o ni siquiera dormir.  Literalmente no podías hacer nada.

Después del éxito de este proyecto, este año ha puesto en marcha algo parecido. Esta vez Jiaxin acoge a dos personas que se han conocido por Internet y nunca se han visto en persona. Y lo mejor es que durante tres días la estancia es gratuita.

De nuevo la experiencia es filmada todo el rato y por supuesto, está abierta a personas de todo el mundo.

Fuente: Miao Jiaxin

Fuente: Miao Jiaxin

Artistas y curiosos de todo el mundo se han acercado y han formado parte de este curioso e innovador proyecto que nos deja una vez más un hotel de lo más curioso.

Este artista de origen chino tiene muchos proyectos alternativos en marcha (alguno más raros que otros, no vamos a mentirnos) pero este en especial nos parece una iniciativa de lo más curiosa, y sobretodo, una manera extraña, muy poco usual, y muy barata de pasar algunas noches en una de las ciudades más caras del mundo.

Lo mejor de todo es que el estudio está muy cerca del metro, por lo que en menos de 15 minutos podrás llegar al centro de la ciudad y visitar uno de los lugares con más puntos turísticos del mundo.

Una escapada en el hielo

Con tantas olas de calor que nos está tocando vivir este verano, no puedo dejar de pensar endestinos en los que se pase un poquito de frío. Y como todo el mundo ya está pensando en sus vacaciones de verano, o incluso se encuentra disfrutando de ellas, nosotros vamos a adelantarnos a la siguiente temporada.

13438033134_233dfa5f84_z

Doug Zwick

¿Qué os parecería estar disfrutando de unas vacaciones entre el hielo? Literalmente. En estos momentos para mí sería el paraíso. El problema es que en los países nórdicos también es verano. Sí, se dice que es verano pero la temperatura media diaria es de unos 10°C, algo que a día de hoy nos parecería un lujo, pero del que también acabaríamos protestando.

La cuestión es que durante el invierno, tenemos la oportunidad de disfrutar de hoteles de hielo en países como Finlandia, Suecia, Canadá, Noruega o en Andorra. Estos, invierno tras invierno se construyen con lo que desde luego no falta en los países anteriormente mencionados, la nieve.

3207820460_e04ef9b9ed_z

Simon Desmarais

Las puertas suelen abrirse en diciembre, en pleno invierno, y se mantienen con las puertas abiertas hasta que el calor de la primavera empieza a deformar sus paredes y a derretir su estructura. De esta forma, año tras año hay que volver a construir por completo el hotel donde se puede dormir con temperaturas de bajo cero. Para los último inviernos, han sido necesarios un millón y medio de kilos de nieve y 300.000 kilos de hielo.

Algunos de los hoteles de este tipo los encontramos en:

  • Noruega:

El Sorrisniva Igloo Hotel.

El Kirkenes Snowhotel.

  • Canadá:

El Hôtel de Glace.

  • Finlandia:

El Snow Village.

El Kakslauttanen Arctic Resort.

El Snow Castle of Kemi.

  • Andorra:

El Iglú Hotel en Grandvalira.

Una situación que lo que hace es que el encanto de eso hoteles aumente ya que la belleza del lugar va a ser efímera.

Arte reciclado en el hotel Enfrentearte

Renovarse o morir, es el lema que encabeza el Hotel Enfrentearte, en Ronda (Málaga).   El hotel está situado en uno de los barrios más antiguos de la ciudad malagueña, combinando la tradición de sus paisajes con unas vistas extraordinarias al Parque Natural de Sierra de las Nieves, con un estilo contemporáneo y muy personal.

Este hotel de alegre decoración, surgió con una idea clara, y es la de hacer sentir al viajero como si estuviera en su propia casa.  El viajero que se hospeda en este lugar bohemio y alternativo, posee total libertad de horarios de acceso al hotel y a sus instalaciones, así como un atractivo autoservicio las 24 horas del día.  El precio, a partir de 80 euros hasta los 105, incluye un sinfín de servicios gratuitos además del libre acceso a las instalaciones del hotel: sauna, piscina, sala Wii o un tratamiento de pedicura entre otros.

Su peculiar decoración hace que este hotel se encuentre dentro de uno de los alojamientos que además de albergar a viajeros, alberga mucho arte.  El hotel Enfrentearte, como su nombre indica, está basado en un concepto hotelero peculiar, muy diferente a lo que estamos acostumbrados.

enfre

Un desierto lleno de caravanas

¿Te imaginas dormir en una caravana al más puro estilo americano? Ahora es posible viajar atrás en el tiempo y dejarse llevar por el particular encanto retro de estas viviendas sobre ruedas.

The Hicksville (Trailer Palace and Artist Retreat) es un motel de carretera con diez habitaciones muy singulares: diez caravanas temáticas que se organizan entorno a una piscina de agua salada en medio del desierto californiano.

The Hicksville está a situado en el Parque nacional de Árboles de Josué (Joshua Tree National Park), a dos horas de la ciudad de Los Ángeles, en pleno corazón del Valle de la Muerte, el emblemático desierto del estado de California.

Cada caravana de este particular motel está construida y decorada según una temática elegida por su creador y propietario, el escritor y director Morgan Higby Night. Algunas de las caravanas de Hicksville son:

The New World

The New World

Nombrado así en honor al director de cine Roger Corman. Esta es una caravana original de 1950 que cuenta con 15 metros de largo.

The Pioneer

The Pioneer

Al más puro estilo americano, The Pionner es una cabaña vintange que recuerda a las antiguas casas de los pioneros estadounidense que conquistaron el lejano oeste.

The Fifi

The Fifi

Diseñada por Ryan y Marcy Hessling de la famosa tienda de la pelucas Fifi Mahony en Nueva Orleans, esta caravana ha sido descrita por sus huéspedes como “estar dentro de una lámpara de un genio”.

The Sideshow

The Sideshow

Esta es una caravana a la que su propietario tiene mucho afecto. El tío de Higby utilizó este remolque durante años para vender muestras y productos por todos los estados norteamericanos. Su apariencia recuerda a los antiguos vagones de tren que circulaban por el lejano oeste.

The Sweet

The Sweet

Este es uno de los remolques más emblemáticos de Hicksville. Siguiendo la temática setentera, The Sweet recuerda a las viejas caravanas hippies que recorrían las carreteras de los Estados Unidos.

Imágenes: The Hicksville

¿Es un autobús? ¡No, es un hotel!

Hoy traemos para vosotros una propuesta muy original. Seguro que sois muchos los que a diario os desplazáis en medios de transporte públicos a vuestro lugar de trabajo. Quizás a estos nuestra propuesta os parecerá aburrida, poco interesante e, incluso, rutinaria si es que sois de los que os vais a trabajar a las 7 de la mañana y aprovecháis el viaje para dormir. Pero os aseguramos que no, que con esta experiencia todo irá sobre ruedas.

Y nunca mejor dicho, ya que hoy os proponemos hospedaros en un hotel rodante. Muchos lo confunden con un autobús, y con razón, ya que se trata de este medio de transporte, pero tenemos que señalar que no tiene nada que ver con esto. Se trata de un verdadero hotel sobre ruedas con asientos cómodos y distintos compartimentos para alojar a los huéspedes, por lo que podrás viajar cómodamente durante el día y, por la noche, dormir en la parte trasera, donde se encuentran estas curiosas habitaciones.

rotel tours

La idea nació hace unos años de una empresa alemana, Rotel Tours y goza de un éxito importante. Ofrece viajes por todo el mundo de distinta duración (desde ocho días hasta dos meses): Rusia, China, Senegal, Oriente Medio, Alaska, La Patagonia… Como punto positivo, hay que decir que todos los destinos y su duración se han diseñado valorando que haya tiempo suficiente para descansar, visitar lugares interesantes y, lo más cómodo, sin prisas.

Este Rotel Tours cuenta con más de 3.000 camas y recorre los cinco continentes. Su capacidad para 24 personas, en dormitorios dobles e individuales, lo convierte en una interesante opción para viajar en grupo, en la que el único pero es, como podrás imaginar, la ausencia de duchas. Para cumplir con esta deficiencia, se aprovechan establecimientos por los que se van pasando para que los huéspedes puedan asearse.

Una experiencia que puede cambiar tu vida, ¿te lo vas a perder?

El hotel más antiguo de España

Madrid, año 1610, Juan Posada decide comprar una casa en la actual calle Marqués Viudo de Pontejos para alojar a los huéspedes que llegaban a la hoy capital de España. Allí se ofrecía un lugar donde dormir, lavarse y peinarse. Más de 500 años después, este lugar es lo que conocemos como La Posada del Peine.

De la histórica posada solo se conserva la fachada, en la que puede se puede leer su nombre. Durante todo este tiempo ha experimentado ampliacionesreformas e incluso cambios de destino  y cierres.

Petite Palace Posada del Peine

Sin embargo, hace unos años la cadena hotelera High Tech asumió su gestión. Tras un periodo de restauración, la nueva versión de la posada, el Petite Palace Posada del Peine, reabrió sus puertas en 2005, convertido en un magnífico hotel boutique de cuatro estrellas. A medio camino entre la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, en pleno corazón de Madrid y acondicionado con todo lo necesario para disfrutar de una estancia única en la capital española. Este establecimiento ‘gay friendly’ se adapta a las necesidades de sus huéspedes: habitaciones con equipamiento para mascotas, cunas, fumadores y personas con movilidad reducida.

Su exterior ofrece un estilo arquitectónico variado, fruto de la adhesión a lo largo de los años de edificios de distintas épocas. El edificio original tiene la fachada amarilla y un cartel en el que se puede ver su denominación hasta la reciente reapertura. El frente del edificio contiguo, de color burdeos, presenta una compleja ornamentación.

Como curiosidades, Camilo José Cela se refirió a la posada como “histórica, destartalada y entrañable”. Se dice también que en la habitación 126 existía una puerta oculta en el armario que conducía, a través de unas escaleras, a una estancia secreta para acoger a fugitivos.

Un hotel en el que se respira la historia de Madrid y la de España.

Arte reciclado en el hotel Enfrentearte

Renovarse o morir, es el lema que encabeza el Hotel Enfrentearte, en Ronda (Málaga).   El hotel está situado en uno de los barrios más antiguos de la ciudad malagueña, combinando la tradición de sus paisajes con unas vistas extraordinarias al Parque Natural de Sierra de las Nieves, con un estilo contemporáneo y muy personal.

Este hotel de alegre decoración, surgió con una idea clara, y es la de hacer sentir al viajero como si estuviera en su propia casa.  El viajero que se hospeda en este lugar bohemio y alternativo, posee total libertad de horarios de acceso al hotel y a sus instalaciones, así como un atractivo autoservicio las 24 horas del día.  El precio, a partir de 80 euros hasta los 105, incluye un sinfín de servicios gratuitos además del libre acceso a las instalaciones del hotel: sauna, piscina, sala Wii o un tratamiento de pedicura entre otros.

Su peculiar decoración hace que este hotel se encuentre dentro de uno de los alojamientos que además de albergar a viajeros, alberga mucho arte.  El hotel Enfrentearte, como su nombre indica, está basado en un concepto hotelero peculiar, muy diferente a lo que estamos acostumbrados.

enfreHa apostado por un diseño de reciclaje, en el que un viejo neumático cobra vida para tener uso de mesa, las lámparas fabricadas con utensilios de cocina, una maleta que ha sido reutilizada como un sofá vintage en el que poder sentarse a leer un libro o descansar.  El toque deportivo lo aportan los distintos objetos a los que se les ha dotado de una nueva funcionalidad: balones como lámparas o macetas, una tabla de surf es una mesa exterior y la colocación superpuesta de las raquetas de pádel que crean una singular estantería.